Archivo de la etiqueta: piel seca

Cuidados básicos en función de tu piel

Cada piel es un mundo con sus características y sus necesidades. No todos los productos funcionan de la misma forma en todas las personas. Básicamente encontramos tres tipos de piel: grasa, normal o mixta y seca. Y cada una de ellas tiene unos cuidados básicos propios.

Para saber qué tipo de piel tenemos es necesario fijarse en algunas características. La piel grasa es aquella que produce sebo en exceso y la piel se nota brillante e incluso untuosa. Las pieles normales o mixtas presentan un equilibrio, podríamos encontrar tanto zonas grasas como zonas secas. La piel seca se puede notar tirante y apagada ya que no produce el sebo suficiente para retener la humedad. Como podemos comprobar son tres tipos de piel con características muy diferentes. Los cuidados también serán distintos.

Piel grasa

cuidados piel grasa

Limpiar la piel es imprescindible en todos los casos para que el tratamiento posterior sea efectivo. Lo mejor para una piel grasa serán limpiadores que se aclaren con agua imprescindible por la mañana y por la noche. El gel limpiador purificante de Sensilis es una buena opción ya que elimina el exceso de grasa, las células muertas y las impurezas. Si preferís la cosmética natural os recomendamos el gel limpiador con menta y bardana de Kivvi que además de limpiar la piel, la hidrata. Tras este paso la piel ya está preparada para el tratamiento.

El tónico eliminará cualquier resto de grasa o de suciedad y dejará la piel fresca, limpia y luminosa. Os recomendamos el tónico para piel grasa de Atashi Tansui. La crema elixir hidratante para pieles grasas de Alqvimia reequilibra las glándulas sebáceas y tiene además acción hidratante y nutritiva. Este es un paso muy importante para evitar la deshidratación.

Piel normal/mixta

cuidados piel mixta

Quizá se trate de la más fácil de cuidar o, al menos, de la que menos productos específicos necesita. Empezamos con la limpieza de la piel y optamos otra vez por un producto natural como el gel limpiador con menta y salvia de Kivvi. El tónico equilibrante de Mádara nos aportará más equilibrio, cerrará los poros, hidratará y dejará la piel jugosa y lista para la crema hidratante. Si buscamos una crema facial que proporcione hidratación las 24 horas del día, la crema hidratante con ácido hialurónico de Axovital es la solución.

Piel seca

cuidados piel seca

A la piel seca debemos darle un extra de hidratación y evitar al máximo los productos que puedan resecarla. Empezaremos con la leche fluida de Natura Siberica que retira la suciedad de la piel mientras que la suaviza e hidrata. El tónico hidratante de Mádara hidrata la piel intensamente y es calmante en caso de tener la piel sensible. En este tipo de piel es imprescindible utilizar productos que nos ayuden a retener la humedad en la misma. La crema de día con frambuesa y manzana de Kivvi es una hidratante vitamínica, ideal para pieles sensibles y deshidratadas. Beber agua cada poco tiempo también nos ayudará a devolver a la piel esa hidratación que tanto necesita.

 

Conociendo Bioderma a fondo

La biología al servicio de la dermatología, así es como empiezan las andanzas de una de las firmas más innovadoras y relevantes de la industria. Bioderma se caracteriza por una dinámica de innovación y profesionalidad con la que pretende (¡y consigue!) desarrollar cuidados dermatológicos de alta tolerancia gracias a la combinación de principios activos que actúan en sinergia con el metabolismo cutáneo, por lo que es una firma muy indicada para todas las pieles incluso las más sensibles. La piel es la propia fuente de inspiración en la que el estudio de las distintas patologías permite conocer y reconocer los mecanismos biológicos cutáneos.

La identidad de la piel en sus distintos estados

Seca, acneica, sensible, grasa, hiperpigmentada… Independientemente de tu tipo de piel, Bioderma pone a nuestra disposición tratamientos dermatológicos en función y las necesidades de cada una, logrando unos cuidados impecables para tratar los distintos desequilibrios cutáneos de manera totalmente rigurosa. Bioderma interpreta el lenguaje de la piel en sus distintas manifestaciones y condiciones.

Pieles sensibles

¿Sufres enrojecimiento, tirantez, irritación y fragilidad cutánea? La reactividad de la piel está condicionada al contacto con determinadas sustancias o por cambios meteorológicos. Por ello, este tipo de pieles requiere cuidados específicos, tanto para la higiene, el mantenimiento o el tratamiento de reacciones (alergia, sensibilidad, intolerancia, escamas…). La combinación de activos de la línea Sensibio está enfocada precisamente para estabilizar la piel en sus distintos estados de sensibilidad cutánea.

visuel_slider_sensibio

Pieles grasas con imperfecciones

Las impurezas, los granos, los brillos, las espinillas… desdibujan nuestro rostro. Por suerte, Sebium nos ofrece tratamientos que inhiben la formación de sebo y corrigen las distintas imperfecciones de la piel. Verdaderas delicias para lucir una piel resplandeciente y libre de impurezas.

Pieles sensibles y deshidratadas

¿Además de sensibilidad sufres las consecuencias de la sequedad de la piel? Hydrabio es la solución a todos tus problemas, pues retiene el agua indispensable para mantener una hidratación equilibrada sin riesgo a sufrir las intolerancias y el malestar cutáneo debido a la sensibilidad. ¡Reactiva el proceso natural de hidratación y reduce la sensibilidad celular en un solo gesto!

Pieles sensibles secas, muy secas o atópicas

En este caso, nos encontramos con tratamientos que incorporan agentes hidratantes y purificantes de gran densidad. Se trata de cuidados que incluyen activos reparadores con tal de lograr un alivio inmediato, intenso y duradero. Atoderm constituye un excelente aliado para pieles atópicas y muy deshidratadas. ¡Todo lo que necesitas para reconfortar tu piel!437x355-atoderm_oct2015.jpg

Hiperpigmentación

Los rayos de sol, el embarazo así como el consumo de determinados medicamentos pueden favorecer la presencia de manchas en la piel. White Objective constituye un aliado indispensable para la higiene cutánea. Una cosmética antimanchas que aclara la piel gracias a su fórmula que inhibe la formación de la tirosinasa, una de las principales responsables de la formación de melanina. ¡Perfecto para corregir y prevenir las pigmentaciones!

Solar

¿Buscas cuidados específicos para proteger tu piel ante los rayos de sol? ¿Quieres lucir un bronceado más intenso, sano y natural? Todo lo que necesitas para el verano lo encontrarás en la línea Photoderm de Bioderma, una gama de alta tolerancia diseñada para todo tipo de pieles.

¿Te parece poco todo lo que nos ofrece Bioderma? Encuentra tus cuidados para la salud y la belleza de tu piel, ya sea acneica, sensible, grasa, seca o atópica.
 

Pieles: tipos e influyentes

No hay dos personas iguales, y la piel refleja este hecho perfectamente: hay varios tipos de pieles, con muchos matices diferentes y con reacciones también diferentes según su entorno. Los laboratorios de alta gama como Avène, Martiderm, Galénic o Caudalie (entre muchos otros) lo saben y por ello ofrecen un amplio abanico de productos con atributos diferentes para dar respuesta a las necesidades de cualquier piel.
¿Qué tipos de pieles se consideran?
La variabilidad entre las pieles dificulta su clasificación, por ello primero explicaremos los factores que se tienen en cuenta para calificar la piel como Piel normal/mixta, como Piel seca o como Piel grasa:
 Se considera como zonas con tendencia grasa la frente, la nariz y la barbilla, conocido en su conjunto como “la zona T”. Las zonas más secas serían los pómulos y el contorno de los ojos, los cuales más a menudo necesitarán refuerzo de hidratación. En las zonas un poco más grasas, se pueden encontrar poros algo dilatados, pequeños brillos, reacciones convertidas en granitos …. dependerá del nivel de grasa que tenga la piel. Del mismo modo, la zona más seca puede tener diferentes niveles de sequedad.
El segundo factor es la estación del año, puesto que las condiciones climatológicas son un gran influyente en nuestra dermis:
En verano = más tendencia a la aparición de grasa y brillo.
En invierno = más tendencia a sequedad.
La proporción en la que se encuentren los efectos mencionados en la Zona T y en la Zona de sequedad y la estación del año determinará la tipología de piel de la que se trata:
  • Las pieles que tienen la zona seca más resecada y la zona grasa un poco grasienta se consideran como Piel normal o Piel Mixta, la cual tiene la mayoría de población en España. Tener algunos poros dilatados en la nariz no es señal de tener la piel grasa, puesto que es una zona común para estas reacciones.
  • Tener acentuadas las zonas grasientas y demás tener muy poca sequedad en la zona de pómulos/contorno de los ojos es una clara señal de Piel Grasa. Tipología muy común en las pieles adolescentes que están sufriendo o en las pieles con cambios hormonales.
  • Por último, la Piel Seca será la que no sufra ningún tipo de efecto grasiento en la Zona T y por supuesto necesite una gran cantidad de hidratación. Es una tipología más frecuente en las edades avanzadas y se acostumbra a ofrecer junto a tratamientos antiedad.
Como todo, esto no es una norma fija y se puede encontrar cualquier combinación de pieles como por ejemplo “Pieles mixtas tirando a secas”, caso en el que se consideraría que la zona seca tendría más importancia que la grasa.
A partir de la determinación de la tipología de piel, el tratamiento a seguir (efecto antiaging, hidratación profunda, reafirmación de la piel, efecto secante …) estaría supeditado y claramente influenciado por ello.
Algunas cremas que tenemos en Missfarma y cuyo objetivo es minimizar los efectos anteriormente expuestos son:
¿Las has probado? ¿Qué te han parecido?