El truco de los polvos de talco para cabellos grasos

El cabello es uno de los atributos que más se ve de nuestro cuerpo, muchos estilistas profesionales afirman que es lo que define nuestra personalidad. Existen diversidad de tipos de cabello: liso, ondulado, rizado, etc. Pero todos ellos, pueden tener una característica en común: la sobreproducción de sebo.

El cuero cabelludo tiene unas glándulas sebáceas que se encargan de producir sebo con el objetivo de proteger la piel. Pero cuando éstas lo producen en exceso, pueden llegar a generar auténticos quebraderos de cabeza para las personas que lo sufren.

¿Por qué se produce el exceso de grasa?

Muchas pueden ser las causas del exceso de sebo en el cabello:

  • Tocarlo demasiado a lo largo del día.
  • No lavarlo adecuadamente o en exceso con productos inadecuados.
  • Hormonales: durante el embarazo o la adolescencia y preadolescencia, generándose una sobre producción de sebo, etc.
  • Enfermedades: sobretodo aquellas que afecten a la glándula pituitaria, relacionadas con el sistema hormonal, produciendo hiperseborrea.
  • Nutrición: “somos lo que comemos”, la alimentación está directamente relacionada con todo lo que ocurre en nuestro cuerpo, y el no alimentarnos bien, también se verá reflejado en nuestro cuero cabelludo.

Y las consecuencias de la sobre estimulación xde las glándulas sebáceas, pueden ser numerosas: Aumento de su caída, no tener volumen, enrojecimiento de la piel, caspa, etc.

Existen algunos remedios caseros para eliminar el exceso de sebo como: los polvos de talco, que pueden utilizarse para regular el exceso de grasa del cuero cabelludo, proporcionando, además, volumen al mismo.  Además de ser un producto económico, es muy fácil de aplicar.

¿Cómo aplicar los polvos de talco?

  1. Necesitaremos un peine que tenga una púa que nos permita dividir el cabello en secciones. De esta manera se podrá aplicar de una manera más precisa el producto.
  2. Echar una pequeña cantidad en la palma de la mano.
  3. Aplicar el producto sobre la raíz, utilizando las yemas de los dedos de ambas manos. Dejar que actúe sobre el cuero cabelludo.
  4. Cepillarnos el pelo, y sucesivamente, seguir los mismos pasos por todo el cabello, hasta que observemos que ya no queda nada de grasa.

Tanta es la eficacia del talco, que hasta es utilizado para dar un aspecto más natural a pelucas sintéticas, disminuyendo o quitando su brillo, aportando más volumen, en definitiva, un aspecto más natural.

Pero, a pesar de que tener el cabello graso es un gran engorro, existen, actualmente, numerosos productos farmacéuticos que ayudan a regular la producción de grasa, y además aportan  volumen.

El champú seco, la alternativa a los polvos de talco

La industria cosmética ha estudiado esa problemática para esos cabellos e ideó una solución para captar la grasa del cabello. Esto marcó el nacimiento de los Champús Secos. Los cuales se llaman ‘champú‘ porqué se percibe una limpieza al quitar la grasa y ‘seco‘ porqué también parten de los polvos, como los polvos  de talco, pero generalmente dispensados a través de un aerosol. Estos champús ayudan a controlar el exceso de sebo, equilibrando el funcionamiento de las glándulas sebáceas:

Klorane Champú Seco de ortigay (o de Avena)

Da un aspecto sedoso, flexible y ligero, evitando que se produzca el famoso “efecto rebote” , incrementando la producción de grasa, al dejar de usarlo. También, podemos encontrar este mismo champú en seco, que tiene idénticas propiedades. La diferencia es que su aplicación es distinta, no teniendo que mojarnos el cabello cada vez que tengamos que lavarlo. La forma de utilizarlo,  es similar a los polvos de talco, ya que se aplica directamente sobre el cuero cabelludo.

xDucray Argeal Champú Seboabsorvente

Es un champú seborregulador y anticaspa que normaliza el funcionamiento de las glándulas sebáceas. Actúa sobre alteraciones como, la seborrea, la caspa, grasa y picor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + veinte =