Pieles: tipos e influyentes

No hay dos personas iguales, y la piel refleja este hecho perfectamente: hay varios tipos de pieles, con muchos matices diferentes y con reacciones también diferentes según su entorno. Los laboratorios de alta gama como Avène, Martiderm, Galénic o Caudalie (entre muchos otros) lo saben y por ello ofrecen un amplio abanico de productos con atributos diferentes para dar respuesta a las necesidades de cualquier piel.
¿Qué tipos de pieles se consideran?
La variabilidad entre las pieles dificulta su clasificación, por ello primero explicaremos los factores que se tienen en cuenta para calificar la piel como Piel normal/mixta, como Piel seca o como Piel grasa:
 Se considera como zonas con tendencia grasa la frente, la nariz y la barbilla, conocido en su conjunto como “la zona T”. Las zonas más secas serían los pómulos y el contorno de los ojos, los cuales más a menudo necesitarán refuerzo de hidratación. En las zonas un poco más grasas, se pueden encontrar poros algo dilatados, pequeños brillos, reacciones convertidas en granitos …. dependerá del nivel de grasa que tenga la piel. Del mismo modo, la zona más seca puede tener diferentes niveles de sequedad.
El segundo factor es la estación del año, puesto que las condiciones climatológicas son un gran influyente en nuestra dermis:
En verano = más tendencia a la aparición de grasa y brillo.
En invierno = más tendencia a sequedad.
La proporción en la que se encuentren los efectos mencionados en la Zona T y en la Zona de sequedad y la estación del año determinará la tipología de piel de la que se trata:
  • Las pieles que tienen la zona seca más resecada y la zona grasa un poco grasienta se consideran como Piel normal o Piel Mixta, la cual tiene la mayoría de población en España. Tener algunos poros dilatados en la nariz no es señal de tener la piel grasa, puesto que es una zona común para estas reacciones.
  • Tener acentuadas las zonas grasientas y demás tener muy poca sequedad en la zona de pómulos/contorno de los ojos es una clara señal de Piel Grasa. Tipología muy común en las pieles adolescentes que están sufriendo o en las pieles con cambios hormonales.
  • Por último, la Piel Seca será la que no sufra ningún tipo de efecto grasiento en la Zona T y por supuesto necesite una gran cantidad de hidratación. Es una tipología más frecuente en las edades avanzadas y se acostumbra a ofrecer junto a tratamientos antiedad.
Como todo, esto no es una norma fija y se puede encontrar cualquier combinación de pieles como por ejemplo “Pieles mixtas tirando a secas”, caso en el que se consideraría que la zona seca tendría más importancia que la grasa.
A partir de la determinación de la tipología de piel, el tratamiento a seguir (efecto antiaging, hidratación profunda, reafirmación de la piel, efecto secante …) estaría supeditado y claramente influenciado por ello.
Algunas cremas que tenemos en Missfarma y cuyo objetivo es minimizar los efectos anteriormente expuestos son:
¿Las has probado? ¿Qué te han parecido?
 

Un comentario sobre “Pieles: tipos e influyentes”

  1. Vital-Age de Martiderm cumple con gran parte de los requisitos de una piel que requiere hidratación, firmeza y redensificación. La recomiendo.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 18 =