¿Cómo elegir un protector solar?

Con la llegada del buen tiempo y del sol también llegan los paseos por la montaña, las largas horas en la playa y los días asfixiantes bajo el sol de la ciudad. Pero todos ellos no suelen llegar solos, la mayoría veces vienen acompañados de molestas quemaduras solares. A priori todos pensamos en que la solución es sencilla, lo ideal es utilizar un protector solar y por ello hoy veremos cómo elegirlo.

Cada tipo de piel, cada situación, cada exposición y cada edad necesitan un protector solar distinto. Lo más importante para cualquier variante de las anteriores es que sea de amplio espectro. De esta manera estaremos seguros de que nos protege tanto de los rayos UVA  como de los rayos UVB. Los primeros son los que penetran hasta las capas más profundas de nuestra piel.  Los segundos son los encargados de quemar nuestra piel.

Una vez que ya nos hemos asegurado de que ofrece espectro total, pasamos a ver el famoso SPF. Este número será el que determine el tiempo que podemos estar al sol, multiplica nuestra defensa natural frente al sol. De 6 a 10 es baja, de 15 a 25 se trata de protección moderada, de 30 a 50 ya es protección alta y a partir de 50 se considera muy alta. Cuanto más prolongada vaya a ser la exposición mayor deberá ser también en SPF de la crema.

También existen diferentes filtros solares que pueden reflejar la radiación, absorberla o reparar sus daños. Estos son los físicos, los químicos y los orgánicos respectivamente. Quizá los químicos serían los menos recomendables, pueden dar lugar a alergias pero no son perceptibles una vez aplicados. Los físicos, en cambio, no dan lugar a tantas alergias pero sí pueden dejar una capa blanquecina en la piel.

El tipo de piel influirá en la medida que nos dejen una sensación u otra. Las pieles grasas evitaremos, obviamente, los protectores solares con aceites. Por otra parte, en las pieles más secas buscaremos un protector que no reseque. Pero sí es importante que el protector sea resistente al agua. No solo porque en verano nos bañamos en la playa y en la piscina, también lo es porque sudamos.

En Missfarma podrás encontrar…

Además de los protectores solares convencionales en Missfarma podemos encontrar algunos con muchos beneficios. Para aquellos a los que no les gusta la sensación pegajosa de las cremas recomendamos el Solar Spray de Avene de rápida penetración. Las pieles más secas pueden optar por el protector Solar Wet Skin de Piz Buin, es perfecto gracias a su fórmula con vitamina E. Para el rostro, y especialmente para las pieles más grasas, el protector Sunscreen Velvet de Frezyderm ayudará a absorber el sebo. Por último, para aquellos más concienciados con los productos bio tenemos opciones como la crema solar facial de Alga Maris. Este protector solar mineral es apto para todo tipo de pieles y aporta hidratación y antioxidantes a la piel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =