cuidado de las uñas

Cómo cuidar tus uñas

Las manos dicen mucho sobre nosotros y sobre nuestro trabajo, pero las uñas dicen muchísimo sobre nuestra personalidad. Si somos nerviosas o tranquilas, si nos cuidamos mucho o poco, si somos más o menos coquetas. Las limamos, las cortamos, les damos formas casi imposibles, las maquillamos y a veces también las mordemos. Este último hábito, el de morderlas, es el que todos deberíamos desechar aunque tengamos momentos de estrés y desesperación. Como cuidar tus uñas debería ser una preocupación para toda persona.

Algo importante a tener en cuenta es que las uñas son láminas córneas semitransparentes que protegen la terminación de nuestros dedos. Entendemos ahora la importancia de que estén bien cuidadas y con la longitud necesaria. Necesitan atención y cuidados tanto externos como internos. En estos últimos entra en juego la alimentación que deberá ser equilibrada y saludable. Si normalmente llevamos una alimentación sana nuestras uñas lo agradecerán y estarán fuertes. Si, por el contrario, nos faltan vitaminas y minerales, las uñas estarán débiles y quebradizas.

Limar en vez de cortar, hacerlo siempre en el mismo sentido y dedicarles tiempo son las tres recomendaciones más importantes. Ahora hablemos de productos.

Para darles forma

Es algo básico para que estén bonitas, que tengan una buena forma. Las podemos limar más redondeadas, más cuadradas o de manera puntiaguda, es cuestión de gustos y comodidad. Para ello os recomendamos las limas de la firma 3 Claveles en su versión lima de cristal o lima de cartón.

Para que estén sanas

Si tus uñas están dañadas o son muy frágiles te recomendamos el Nailactan de Mavala puesto que aumenta la elasticidad y mejora su estado. Además, el archiconocido Mavala Cientifico Endurecedor evita que se dividan o se descamen.

Siempre se recomienda no cortar la cutícula, por lo que la crema de cutículas es un imprescindible de tocador.  Se aplica en el contorno de las uñas mediante un ligero masaje para aumentar la elasticidad de las mismas para poder llevarla hacia atrás y evitar las tijeras.

Para darles color

Parece que ninguna manicura esté completa sin un toque de color. El tono  Rococo Red es el esmalte rojo por excelencia, mientras que el Warm Cognac es un burdeos precioso. Para las más discretas apostamos por el Petunia y por el Osaka. El tono Blue Curaçao o Black será ideal para las más atrevidas. Y para que sequen pronto os recomendamos el aceite secante Mavadry, la perfecta alternativa para quien no puede esperar mucho tiempo hasta que sus uñas estén secas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =