El acné en adultos también existe

Acné. Un simple palabra pero llena de recuerdos. Desagradables en la mayoría de los casos. Ese sustantivo que nos lleva directamente al paso de niño a adulto, cuando nuestro cuerpo dice que se revoluciona y no hay nada que hacer. Pero no, no es un problema exclusivo de los adolescentes. También existe el acné en adultos, incluso cuando las primeras arrugas llaman a la puerta, lo pueden sufrir. Tranquilos, que no cunda el pánico, hay causas que lo justifican y cosas que podemos hacer para mejorarlo.

Doctor, el acné en adultos

Lo primero y principal es ir al dermatólogo. Nadie como un médico especializado en la piel para ver a qué puede ser debido, cómo tratar ese acné y ver su evolución. Las hormonas, el estrés, los hábitos alimenticios, el tabaquismo o el uso de cosméticos inapropiados para nuestro tipo de piel pueden hacer que un brote de acné visite nuestro rostro. Sí, aunque no lo hayas tenido durante tu adolescencia. Y es que si bien en la pubertad los granitos se extienden desde la frente hacia el resto del rostro, el acné de la edad adulta suelen concentrarse en la zona de la mandíbula.

Las causas escondidas del acné

Limpiar, hidratar y tratar

Estos tres pasos serán claves para recuperar esa piel que tanto se anhela cuando hay problemas. Con una buena limpieza (siempre imprescindible) conseguiremos eliminar la suciedad y el exceso de grasa. La hidratación es esencial, a pesar de que en ocasiones se pensaba que no  era recomendable. Hidratar es, nada más y nada menos, que aportar agua a nuestra piel. Agua, no aceite. El tratamiento será el que recomiende el dermatólogo pero en muchas ocasiones son bastante astringentes y dejan la piel apagada y deshidratada. De ahí la importancia del segundo paso, el de la hidratación.

En Missfarma podéis encontrar una selección de productos antiacné muy completa. El aceite de Jojoba de Alqvimia es ideal para el problema del acné en adultos. Nos permite tratar tanto el exceso de grasa como las incipientes arrugas y la deshidratación de la piel. La mascarilla facial de Seboders, por su parte, es una emulsión de fase externa acuosa, absorbe la grasa y las impurezas de la piel. Entre sus acciones destacan la queratolítica, la sebosupresora, la antimicrobiana y la astringente.

Y no pasa nada por tener acné a partir de los 18, es algo más común de lo que solemos pensar. Si nos lo tomamos por el lado positivo querrá decir que el tiempo no pasa para nosotros y, si nos fijamos en la pasarela, vemos que también está de moda. Y no bromeamos con esto último, el diseñador Moto Guo subió a la pasarela a unos modelos llenos de granitos y espinillas para que lucieran sus creaciones. Como hemos dicho, tiene solución y quizá es más fácil de lo que parece, mientras tanto podemos decir que somos fieles seguidores del diseñador malasio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 2 =